Eres director, ¿Qué diriges?  ¿Te dirigen o diriges?

Quieres orientar una empresa u organización hacia un punto determinado, o hacer que esta se mantenga en continuo avance para lograrlo. Que me dices sobre la dirección que tomará tu carrera profesional, sobre el mantenimiento de tu desarrollo profesional y el alcance de las metas propuestas. ¿En qué dirección vas? En la propia o solo sigues el mapa de alguien más; cuando sigues ese mapa te alejas de tu destino o es un paso para acercarte, aunque no lo parezca. Si diriges muy bien un departamento, un work team, una compañía; pregúntate como diriges tu vida profesional; o es que esta está supeditada a tu cargo.

Son interesantes cuestionamientos de los que vamos a tratar en este artículo, para que concientices un poco el desenvolvimiento de tu rol liderando a otros en contraste con tu auto liderazgo.

Chief Executive Officer o CEO, quizás el cargo de más status dentro de una organización; si te presentas como tal de tu propio emprendimiento, en principio parece darte un aire de importancia o superioridad; aunque esto claro puede verse desinflado cuando pasa esa presentación y hay un mayor detenimiento sobre el proyecto. Ahora bien; has pensado en los resultados que podrías obtener en tu vida profesional si utilizas la misma medida del esfuerzo empeñado en llegar a ser director de máximo nivel de responsabilidad y autoridad administrativa de una empresa, en hacer aquello que verdaderamente te deja lucir tu potencial, ese potencial que quieres     que sea visto y que te brindará bienestar.

Eres el máximo responsable de tu propio éxito, no hay otro, no puedes atribuírselo a alguien más, no son las circunstancias que te han tocado afrontar, ni la crisis económica y social de dónde vives, no son tus padres, no es la cultura organizacional de donde trabajas ni el jefe que tienes. Eres libre para tomar decisiones que consideres las mejores para ti y no necesitan ser aprobadas por terceros. Solo tú te rendirás tus propias cuentas de los proyectos que ejecutas, las gestiones que realizas y los resultados que has conseguido en tu desarrollo profesional; así como un CEO lo hace frente a su consejo administrativo. Para ello debes ser consiente de los recursos que poseas, las ventajas competitivas a las que les puedes sacar provecho, cuál es tu visión de vida, tu misión a nivel profesional, en que quieres que consista tu propio desarrollo profesional y para qué.

Si ya diriges una organización, si te tildas como CEO de tu startup (asumiendo que realmente cumples con las características, condiciones y responsabilidades que implican dicha definición), piensa si diriges tu vida, si ese rol es aquello por lo que siempre te has mantenido en pie, si las funciones que ejecutas puedes recordarlas con una sonrisa al final de la jornada, al final del mes, después de todas esas horas de arduo trabajo y después de que hayan pasado varios años y hagas una retrospectiva.

Puede ser que como director general de tu vida profesional; a diferencia de un Chief Executive Officer, no poseas la experiencia en la toma de decisiones, pero esta la iras adquiriendo dando el paso que decidas dar, trazando tu plan de acción e impulsándote a ejecutarlo, aprendiendo de cada pequeña vivencia y detalle, siendo consciente de tu crecimiento; para esto, recuerda que no necesitas la aprobación de nadie más que de ti mismo, necesitas que dichas acciones respeten tus valores, tu esencia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: