Gestión del tiempo y desarrollo profesional

De qué manera gestionamos nuestro tiempo, cuanto de nuestro tiempo dedicamos a trabajar, a que le damos prioridad y como distribuimos nuestros 86.400 segundos en cada nuevo despertar. No dejes pasar por alto la duración de tu jornada laboral y su calidad porque literalmente trabajar demasiado podría matarnos.

Un fenómeno curioso que, aunque no es tan común, hay que tomarlo en cuenta, sobre todo si estamos acostumbrados a trabajar jornadas extenuantes, que muchas veces cumplimos perdiendo la noción del tiempo y generando comportamientos adictivos. Los japoneses lo definen como “Karoshi” y hace referencia a la muerte por exceso de trabajo. Es por ello; que la gestión del tiempo resulta tan importante en el ámbito laboral; no sólo es una remuneración monetaria lo que apostamos día a día, sino también nuestra propia salud.

Parte importante del desarrollo profesional; es la capacidad de lograr que la labor que realicemos nos llene de plenitud y esta, se logra con equilibrio entre los diferentes ámbitos de nuestra vida. Si dedicamos demasiado tiempo al trabajo, difícilmente estaremos destinando tiempo para realizar otras actividades que son también importantes y que suman de manera beneficiosa a nuestra salud física y psicológica. Nos quedará poco o ningún espacio de tiempo para escapar del sedentarismo, de realizar actividades físicas o deportivas y por otro lado se crearán conductas obsesivas que mermarán la satisfacción, la calidad de vida e inevitablemente la productividad.

Gestionar eficientemente el tiempo del que disponemos pasa por identificar tu plan de vida, por conocerte y saber cuáles son tus prioridades, por definir tu plan de acción para el logro de metas profesionales. Adoptar, de ser necesario, hábitos no perjudiciales que permitan optimizar el tiempo y que nos generen bienestar.

Abre muy bien los ojos ante esta conducta que nos pueda llevar a ser adictos únicamente; al simple hecho de estar trabajando, a estar inmerso en el sistema, en esa rutina o dinámica que hemos creado con relación a nuestra profesión y alejarnos de la búsqueda de nuestros objetivos profesionales. Aún más; cuando no somos conscientes de ese objetivo que se persigue, es mucho más probable que nos arraiguemos a esa rutina de trabajo que se convierte en vacía porque es simplemente ejecutar sin una clara visión del lugar a donde se quiere llegar, sin saber cuándo debemos hacer una pausa.

Hablamos en este caso, de un comportamiento que suele estar mayormente asociado a cargos de responsabilidad media, de managers y no de trabajadores que puedan estar expuestos a un trabajo explotador por causas de las condiciones laborales. Los gerentes, emprendedores o directores pueden presentar conductas de autoexigencia y distorsión del concepto de éxito que en algunos casos se deriva en adicción al trabajo y en el peor de los escenarios en Karoshi.

Entre las condiciones que llevan al Karoshi pueden encontrarse el no descansar suficientemente, alimentarse mal seguido por supuesto del estrés, la ansiedad y el bajo rendimiento físico y cognitivo que se deriva de las dos primeras.

Evidentemente que cada uno fija sus prioridades vitales; lo importante es tomar esa pausa, ese tiempo necesario para realmente definirlas y no dejar que sea la rutina y el día a día en el que estamos inmerso quien las decida.

Puedes hacerte algunos cuestionamientos para que descubras si te está afectando las jornadas que dedicas a tu trabajo; como revisar el estado de tu vida familiar y tus relaciones interpersonales o afectivas, respóndete si las estas cultivando o encuentras fácilmente excusas para dejarlas de lado.

Revisa también que tan cansado te levantas en las mañanas, si estas agotado, con dolor o representa una tortura dejar la cama. Cuan concentrado logras mantenerte, cuanto procrastinas y que tan productivo estas siendo en tus tareas. En el aspecto físico; evalúa si tu salud física comienza a deteriorarse o si tu corazón se acelera frecuentemente sin causa justificada, si te sientes deprimido o encuentras alivio en una copa de alcohol con mayor frecuencia.

De acuerdo con tus respuestas ante estas reflexiones; sabrás si será necesario que replantees tu ritmo de trabajo y le dediques más atención a aquello que te hagan sentir feliz y con una vida de calidad. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: